Archive for the 'Libro Antiguo' Category

Francisco Rodríguez Marín

En el apretado espacio de dos hojas me han encargado que haga la semblanza biográfica de Francisco Rodríguez Marín para una publicación “institucional” sevillana, y el entusiasmo que me despierta el erudito se me mezcla con el fastidio de tener que hacer acopio y repetir, en muy estrecho margen, lo que tantas veces se ha escrito aquí y allá sobre su vida. Tampoco vengo al blog a publicar nada nuevo, pero sí a estirar un poco las letras, después de haber leído, desordenada y caóticamente en poco tiempo, algunas notas sobre y del Bachiller de Osuna.

Fotografía de F. Rodríguez Marín en sus últmos años. Fuente: Archivo Francisco Rodríguez Marín en la Biblioteca Central del CSIC

Vaya por delante mi admiración y curiosidad por estos hombres de letras, como Francisco Rodríguez Marín o Marcelino Menéndez Pelayo (al que defendí aquí de la estupidez intelectual de alguno y del que aporte unas nuevas líneas acá), que sin las herramientas que hoy tenemos, demostraron una gran capacidad de trabajo y una dilatada producción (aunque no habrían alcanzado el nivel de excelencia que la ANECA nos exige). Aún hoy se les mira de soslayo por razones más ideológicas que científicas. Es cierto que cometieron errores en sus investigaciones o que los juicios don Marcelino estaban marcados por una severa moral católica, pero toda historia de la literatura es irremediablemente hija también de su propio tiempo. Al margen de sus trabajos, totalmente validos en muchas ocasiones, me interesa especialmente su pasión por los libros y el conocimiento, la entrega enfermiza en la rebusca de datos, noticias y papelotes, la búsqueda constante en archivos y bibliotecas, tomando notas y aquí y allá, por lo que pudiera interesar. Ese positivismo a ultranza forjó sus investigaciones y hace que, aún hoy, sea muy útil consultar sus trabajos. Decía Francisco Rodríguez Marín al respecto:

«Entre el polvo y la polilla de los archivos duerme tranquilo sueño, semejante al de la muerte, una gran parte de nuestra historia: única cosa que nos ha quedado de la fenecida grandeza nacional. Trabajando ahincadamente entre ese polvo y esa polilla, y no echándose a delirar, como hasta ahora fue común estilo, podrán ser estudiadas con buen fruto las obras de Cervantes».

Muy oportuna me parece esta cita ahora que recientemente José Cabello Núñez ha dado noticia de cuatro interesantes documentos cervantinos en el archivo de La Puebla de Cazalla. Los nuevos registros sitúan a Miguel de Cervantes en 1593 en una comisión para sacar trigo y cebada de la comarca de Sevilla. Y a por trigo fresco iba también Francisco Rodríguez Marín cuando investigaba, entre otros, al propio Cervantes:

«Los que, no contentos con glosar lo cien veces glosado ni con hacer nuevo pan moliendo los duros cantos que sobraron de remotas cenas, solemos ir al campo por trigo fresco, es decir, bajamos por noticias recónditas y vírgenes a las minas en que duermen sueño de siglos, sabemos por experiencia cuan frecuente es hallar documentos que con pocos renglones echan por tierra libros enteros y prueban de un modo palmario ser mentiras muchas especies que han venido pasando por verdades, como autorizadas y repetidas por cien autores afamados. Uno, el más antiguo de ellos, mintió a sabiendas, y, andando el tiempo, llegaron a ser noventa y nueve los que copiaron la falsedad, los menos, remitiéndose a aquel; los más, dándose o dejándose tomar, por autores del descubrimiento».

¡Cuánta verdad y qué vigentes, lamentablemente, siguen siendo hoy día estas palabras de Rodríguez Marín!

Pero su curiosidad y rebusca por papeles y archivos siempre vino acompañada de su amor por la letra impresa:

Como enamorado de los libros desde mi niñez, con amor entrañable que solo podrá arrebatarme la muerte, hace ahora treinta años […] dije ante la Real Academia Sevillana de Buenas Letras que los libros son los mejores amigos que puede tener el hombre: silenciosos cuando no se les inquiere; elocuentes cuando se les pregunta; sabios, como que jamás sin fruto se les pide consejo; fieles, que nunca vendieron un secreto de quien los trata; regocijados con el alegre; piadosos con el dolorido; y tan humildes, que nada piden y ambicionan, y, por ocupar poco espacio, se dejan estar de canto y estrechos en los estantes.

Estas perlas, aquí entre sacadas, fueron tomadas del artículo “Rodríguez Marín, perfil humano y profesional” de José Santos Torres (Boletín de la Real Academia de Buenas Letras, 1994, n.º 22, pp. 113-131), que es lo mejor de cuánto he podido leer en breve tiempo sobre el Bachiller de Osuna.

Anuncios

Presentación de Fondos y procedencias: bibliotecas en la Biblioteca de la Universidad de Sevilla

Los libros y manuscritos del riquísimo fondo antiguo que hoy custodia la Universidad de Sevilla fueron un tiempo habitantes de otros anaqueles. Los avatares históricos de los últimos siglos, como la expulsión de los jesuitas o los diversos procesos de desamortización del siglo XIX, junto con las donaciones en vida (o post mortem) que la Universidad ha ido recibiendo han convertido esta biblioteca en una de las más importantes del país. Ahora una monografía, que ha contado con la colaboración de dos docenas de especialistas, da cuenta de las particularidades de los fondos recibidos: el origen, el número, la temática, el formato, etc., en definitiva, la historia del trasiego de estos almados cuerpos silenciosos.

La investigación ha visto la luz en el volumen Fondos y procedencias: bibliotecas en la Biblioteca de la Universidad de Sevilla, coordinado por Eduardo Peñalver Gómez, jefe de Sección del Fondo Antiguo y Archivo Histórico de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla, y viene acompañada de una exposición virtual de una nutrida selección de volúmenes de cada una de las procedencias. Además, contará con una exposición “presencial” que se inaugurará el próximo lunes 16 de diciembre a las 12 h. en el CICUS (C/ Madre de Dios, s/n), con casi medio centenar de ejemplares.

La monografía Fondos y procedencias: bibliotecas en la Biblioteca de la Universidad de Sevilla (Sevilla: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Sevilla, 2013) será presentada en el Paraninfo de la Universidad de Sevilla (C/ San Fernando, s/n) el día 17 de diciembre, martes, a las 10 h. de la mañana. Contará con las intervenciones de Eduardo Peñalver, José Antonio Ollero, José Solís de los Santos, Rafael Sánchez Mantero y Francisco Javier Cornejo, que abordarán de manera general las etapas más importantes en la formación del Fondo Antiguo de la Universidad de Sevilla. El índice de la publicación está disponible en este enlace.

La biblioteca del poeta Alfonso Canales Pérez-Bryan

En la cotidiana y amena lectura del BOJA hallé recientemente una inesperada noticia bibliográfica de interés. En la “Orden de 11 de diciembre de 2012” del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía se “declara Bien de Interés Bibliográfico Andaluz la Biblioteca y el Archivo literarios del poeta don Alfonso Canales Pérez-Bryan, en Málaga”.

Alfonso Canales

Alfonso Canales  ©Rafael Marchante

El poeta malagueño Alfonso Canales (1923-2010) fue reconocido por el Premio Nacional de Poesía en 1965 por su libro Aminadab y el Premio de la Crítica en 1965 por Réquiem Andaluz, y los anales literarios vienen a destacar su participación en la revista Papel Azul, junto con José Antonio Muñoz Rojas.

En abril del año 2012, y a instancias de los herederos, se inicio el procedimiento para declarar su legado biblográfico como Bien de Interés Bibliográfico Andaluz, lo que finalmente se aprobó el pasado 11 de diciembre de 2012. Esta declaración implica que legalmente la biblioteca y el archivo bibliográfico del poeta Alfonso Canales “no podrán ser disgregados por causa alguna” y su tutela pasa a ser de la Dirección General de Industrias Creativas y del Libro (dependiente de la Consejería de Cultura y Deportes de la Junta de Andalucía).

La biblioteca está formada por 24.118 volúmenes y el archivo por 15.635 documentos. De la descripción de su contenido que hace el BOJA destaca especialmente la correspondencia mantenida por el poeta con importantes y reconocidos escritores de la segunda mitad del s. XX, como Gerardo Diego, Julio Caro Baroja, José Antonio Muñoz Rojas, Vicente Aleixandre, Camilo José Cela, Dámaso Alonso y Jorge Guillén, entre otros; así como la colección de obras de poesía en primeras ediciones y con dedicatorias autógrafas. También parece de interés el fondo antiguo “que contiene numerosos ejemplares de gran calidad y/o rareza bibliográfica, impresos desde 1482 hasta 1830”. La descripción que se hace del fondo es la siguiente:

La Biblioteca de don Alfonso Canales es un gran ejemplo de biblioteca humanística, por lo que tanto la distribución temática como la cuidada selección de obras y autores concuerdan totalmente con ese concepto. Dada la formación de su titular y sus inclinaciones intelectuales que, comenzando por las lenguas y culturas de la antigüedad clásica, iban desde un amplio conocimiento de la poesía española, con especial énfasis en la del siglo XX, hasta un extraordinario interés por el mundo de la mineralogía, la cristalografía y las ciencias en general, pasando por el estudio de la espiritualidad de todas las grandes tradiciones religiosas como el islam, el judaísmo y también las orientales como el budismo, hinduismo, taoísmo, etc., además de la literatura y filosofía universales, la biblioteca es de extraordinaria riqueza y se caracteriza por su impecable estética unida a los más selectivos criterios en cuanto a autores y obras y a la más cuidada organización por materias. Está formada por libros la mayoría impresos y unos pocos manuscritos que suman un total de 24.118 volúmenes en los que se recoge buena parte de la memoria de nuestras letras con especial dedicación a las del siglo XX.

Por el número de obras que la componen podemos destacar varios grupos temáticos:

1.º Poesía y, dentro de este grupo, poesía española contemporánea: colección de obras publicadas en el siglo XX por poetas españoles, muchos de los cuales son primeras ediciones y contienen dedicatorias autógrafas del autor.

2.º Alquimia, hermetismo, demonología y ciencias ocultas: colección de más de 1.300 volúmenes sobre la tradición esotérica occidental.

3.º Grandes religiones, en especial islamismo, pero también cristianismo, judaísmo, budismo e hinduismo.

4.º Málaga: cerca de 900 volúmenes sobre historia, arte y literatura además de una colección de folletos y separatas sobre asuntos malagueños.

El Archivo de don Alfonso Canales es un conjunto documental de excepción, por su tamaño y por el interés de sus contenidos, fundamentalmente poéticos y literarios. Está completo y en perfectas condiciones, ordenado y dispuesto para su estudio. De excepcional e importantes contenidos, y cuyas series, además de testimoniar la trayectoria biográfica e intelectual del propio Alfonso Canales, completan o suplen la información disponible en otros archivos públicos y privados sobre toda una época de la poesía y la literatura española. Se compone de 18.000 folios que constituyen 15.635 documentos. Por su contenido podemos destacar las siguientes series documentales:

1.º Epistolario: aproximadamente 5.800 documentos que recogen la correspondencia del poeta desde 1946 a 2010, ordenado cronológicamente y en muy buen estado de conservación. El grueso de la colección lo componen las cartas recibidas, manuscritas o mecanografiadas, aunque siempre con la firma autógrafa. Son muchos los autores con los que Alfonso Canales mantuvo correspondencia, todos ellos personalidades de la literatura y la cultura española, entre los que podemos señalar Gerardo Diego, Julio Caro Baroja, Manuel Alcántara, José Antonio Muñoz Rojas, José Luis Estrada, etcétera, siendo Vicente Aleixandre, Camilo José Cela, Dámaso Alonso y Jorge Guillén con los que mantuvo una correspondencia más abundante. El epistolario constituye la parte más valiosa del archivo, como reflejo de la vida literaria y cultural española de la época.

2.º Obra propia: aproximadamente 500 documentos, con un número estimado de 3.000 folios, que contienen en su mayoría copia de artículos de Alfonso Canales para diversos medios, conferencias del autor sobre poesía, discursos, presentaciones de libros, además de copias de poemas y originales de la obra del poeta, algunos manuscritos y la mayor parte mecanografiados.

3.º Archivo de prensa: sobre folios en blanco archivados en 52 carpetas se recogen los recortes de prensa y revistas tanto de artículos escritos por Alfonso Canales, como de artículos, reseñas y noticias sobre él, su obra o sus actividades, ordenados por orden cronológico abarcando el periodo 1968-2010.

4.º Documentación relativa a la Sala de Arte de la Caja de Ahorros y Préstamos de Antequera que Alfonso Canales dirigió, y que recoge correspondencia con los pintores sobre la organización de sus exposiciones, además de folletos, catálogos y presentaciones de exposiciones celebradas.

Nos encontramos por tanto ante un bien cultural de indudable interés para Andalucía pues en él se conserva buena parte de la memoria de nuestras letras del siglo pasado. Tanto la Biblioteca como el Archivo del poeta don Alfonso Canales Pérez-Bryan, aunque independientes entre ellos y formando cada cual en sí una unidad, no deben disgregarse ya que perderían su valor intelectual, científico e investigador, aun cuando para su estudio e investigación puedan considerarse como bienes diferenciados. Los bienes que integran la Biblioteca y el Archivo literarios están constituidos por los elementos que constan en el inventario obrante en el expediente.

Fuente: “Orden de 11 de diciembre de 2012” del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.

XIII Jornadas de Trabajo de la Asociación Española de Bibliografía

Los días 29 y 30 de noviembre de 2012 la Asociación Española de Bibliografía, en colaboración con la Biblioteca Nacional de España, celebrará sus XIII Jornadas de Trabajo en la Sala de Conferencias de la Biblioteca Nacional.

Tendré la oportunidad de participar con una comunicación titulada: “Las vidas de un autógrafo: el Ofrecimiento de fray Isidoro de Sevilla”, en la que daré a conocer nuevos datos relativos a un autógrafo (1703) de fray Isidoro de Sevilla que tuvo varios usos y dio lugar al menos a dos impresos distintos (hacia 1704). Es, en definitiva, un ejercicio de reconstrucción bibliográfica a partir de las huellas que la imprenta y las censuras dejaron en este manuscrito. Este trabajo viene a continuar y ampliar el ya iniciado en La Pastora Coronada de fray Isidoro de Sevilla (Edición y estudio con nuevos datos sobre el origen de la advocación de la Divina Pastora  por Jaime Galbarro García y Antonio Valiente Romero), Sevilla, Editorial Vitela, 2012. [Véase aquí el índice. La obra se puede conseguir en la web de la editorial]

Programa de las XIII Jornadas de Trabajo
de la Asociación Española de Bibliografía

Jueves 29 de noviembre

16.00

Inauguración

16.20

Giuseppe Remondini: un ejemplo de la venta de libros en la Italia del siglo XVIII

Yolanda Clemente San Román (Universidad Complutense de Madrid)

16.40

Bibliografía en el País Vasco

Leopoldo Zugaza (Instituto Bibliográphico Manuel de Larramendi)

17.00

El cuento en la prensa periódica hondureña: ensayo de una bibliografía

Isabel Díez Ménguez (Universidad Complutense de Madrid)

17.20

Los adelantos tecnológicos en una carrera bibliográfica

María del Carmen Simón Palmer (CSIC-CCHS)

17.40

Descanso

18.00

Las vidas de un autógrafo: el Ofrecimiento de fray Isidoro de Sevilla

Jaime Galbarro García (Universidad de Sevilla – Grupo PASO)

18.20

Una nueva perspectiva en el estudio del libro en pequeñas poblaciones

Benito Rial Costas

18.40

La relevancia del análisis documental de las encuadernaciones: Recurso auxiliar para la descripción bibliográfica y elemento para la valoración de bienes culturales

Yohana Yessica Flores Hernández (Universidad Complutense de Madrid)

19.00

Los únicos dozavos (conocidos) de la imprenta bilbaína del siglo XVI

Jon Zabala (Universidad Complutense de Madrid)

19.20

La biblioteca del Doctor Antonio Fernández Carril en la Biblioteca Complutense

Laura Paloma Jiménez Escribano (Universidad Complutense de Madrid)

19.40

El manuscrito de Diego de Cisneros y el mapa escondido

Cristina González Hernández (Universidad Complutense de Madrid)

Viernes 30 de noviembre

10.00

Los libros de Francisco Álvarez Alcalá en la Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Luis Díaz del Río Romero (Universidad Carlos III de Madrid)

10.20

Fuentes para el análisis de la producción, edición y distribución del libro en el Antiguo Régimen: creación de una base de datos de contratos de elaboración de manuscritos y de impresos

Manuel José Pedraza Gracia (Universidad de Zaragoza), Nicolás Bas Martín (Universitat de València), Yolanda Clemente San Román (Universidad Complutense de Madrid) y Helena Carvajal González (Universidad Complutense)

10.40

Libros de caballerías castellanos: la “máquina mal fundada” de los títulos

José Manuel Lucía Megías (Universidad Complutense de Madrid)

11.00

Aportaciones de la editorial Gallach a la historia de la edición española: recuperación y análisis de su catálogo

Juan Miguel Sánchez Vigil y María Olivera Zaldúa (Universidad Complutense de Madrid)

11.20

El incendio de El Escorial en 1872 y su repercusión en la imagen del patrimonio bibliográfico español

José Luis Gonzalo Sánchez-Molero (Universidad Complutense de Madrid)

11.40

Descanso

12.00

Las planchas de cobre de Goya en el Archivo de la Calcografía Nacional: relación del fondo documental con las piezas museísticas

Sara Delgado Manso

12.20

Más adiciones a la Tipobibliografía Aragonesa del siglo XVI: La Aurea Expositio Hymnorum, de Coci, 1515

Mª Remedios Moralejo Álvarez (Biblioteca Universitaria de Zaragoza)

12.40

Las encuadernaciones de Guías de Forasteros en la Real Academia de la Historia

Antonio Carpallo Bautista, Montserrat Calvo Rodríguez y Juan Bautista Massó Valdés (Universidad Complutense de Madrid – Grupo Bibliopegia)

13.00

Presentación de la serie documental De re bibliographica

Toño Fernández-Abellán (UNED), Raquel Viejo (UNED) y Jon Zabala (Universidad Complutense de Madrid)

13.20

Coloquio

Programa oficial XIII Jornadas de Trabajo de la AEBib

Web de la Asociación Española de Bibliografía

Respuesta de la Biblioteca Digital Hispánica

Respuesta de la Biblioteca Digital Hispánica

Envié a varios correos de los responsables de la Biblioteca Digital Hispánica la pequeña evaluación que hice de la Biblioteca como usuario, y he obtenido un par de respuestas que reproduzco por su interés:

La primera respuesta dice:

1. Al ser dos herramientas recién instauradas, a nuestro pesar todavía no se ha enlazado el catálogo general con la BDH, pero estamos trabajando en esta y otras muchas mejoras.

2. La clasificación de obras maestras las hizo un grupo selecto de expertos en la materia.

3. Ya habíamos decidido crear el enlace de “Novedades”, pero al ser de reciente inauguración todavía no hemos creado este servicio de nuevas incorporaciones.

4. No es posible descargar todo el archivo de la obra a la vez, puesto que se decidió como política de la BNE que fuera de este modo, para su consulta en línea.

5. Tendremos en cuenta su propuesta de incluir la signatura entre los datos a mostrar.

Y la segunda:

1. Respecto a la posible vinculación entre catálogo bibliográfico de la BNE y BDH que Ud. plantea, ambas herramientas se interrelacionan a través de un gestor de vínculos y enlaces cuyo nombre comercial es SFX. Si busca la obra en el catálogo electrónico de la BNE o a la inversa, al hacer clic sobre el icono SFX se le abrirá una nueva ventana que le permitirá dirigirse bien a la obra digitalizada (siempre y cuando esta se encuentre digitalizada e incluida en la Biblioteca Digital Hispánica) bien de la obra digital a su descripción bibliográfica en el catálogo de la BNE. No obstante, de momento, somos conscientes de que se producen errores de concordancia entre los enlaces y por este motivo estamos trabajando en pulir los vínculos entre ambas aplicaciones.

2. En cuanto a la estructura de las colecciones, su clasificación se debe, principalmente, a la necesidad de generar amplias ramas del saber de las que podamos ir colgando nuevas hojas temáticas. Somos conscientes de que la organización inicial pueda causar perplejidad a priori, sin embargo según vayamos ampliando los contenidos, pronto se verá que el resultado global de las jerarquías adquiere la coherencia que todos esperamos.

3. Respecto a su petición relativa a un boletín de novedades digitales, la Dirección Técnica del proyecto ya ha previsto resaltar la inclusión de nuevas obras en el portal de acceso a la BDH. De igual manera que se ha establecido una sección de colecciones destacadas, se buscará la forma más óptima de incluir las obras y colecciones que se vayan añadiendo a la Biblioteca Digital. Próximamente informaremos de las obras que está previsto digitalizar e incorporar a lo largo de 2008, tanto en la Biblioteca como en la Hemeroteca digital

4. La interfaz está pensada para que los usuarios manipulen las obras en un entorno enteramente digital. No obstante, si bien es verdad que las obras en formato imagen (.tiff-jpeg-jpg2) tan sólo pueden imprimirse página a página por la causa que le indico. Los documentos que han sido incluidos en la herramienta en soporte PDF, generalmente por tratarse de documento escrito impreso, se pueden imprimir en su totalidad mediante un solo clic del icono impresión del visor del PDF.

5. Por último, le informo que próximamente se incorporará la mención de la signatura de cada obra incluso se podrá buscar y localizar las obras por la signatura.

En conclusión, tenemos que esperar un poco más para que la nueva Biblioteca Digital Hispánica coja vuelo. Lo que más me llama la atención de las respuestas es que la política de la BNE sea no permitir la descarga de todo el archivo de la obra. No entiendo por qué. O sea, la BNE permite la reproducción íntegra (fotocopia) de una obra de su fondo antiguo para fines de investigación, y no permite la descarga de la obra digitalizada en un solo archivo. Que los archivos estén en formato digital no impide que pueda descargarse la obra con todos ellos. Esto realmente es un despropósito y un sin sentido. Gallica, la biblioteca digital de la BNF sí lo permite. Y la BNE tendrá que aceptarlo finalmente.

Una pequeña evaluación de la Biblioteca Digital Hispánica

Hace un mes se inauguró la Biblioteca Digital Hispánica. Después de haberla explorado me surgen no pocas dudas, y algunas sugerencias para mejorarla.

Deduzco, aunque no lo he podido confirmar, que el proyecto de digitalización que ya estaba en marcha en el catálogo de la BNE ha sido reconvertido e integrado en la nueva Biblioteca Digital Hispánica. Digo que lo supongo, porque en realidad todo me resulta un tanto confuso. No entiendo, por ejemplo, por qué busco una obra en el catálogo electrónico de la BNE (ej.: Las obras de Boscán y algunas de Garcilaso, 1543), y no hay ningún enlace que me lleve a la obra digitalizada disponible en la Biblioteca Digital Hispánica, ni tampoco un enlace en la BDH que conduzca a la BNE. Es decir, parece que el proyecto digital está separado del catálogo electrónico.

Al igual que este proyecto de la Biblioteca Digital Hispánica a través de la BNE, también pertenece al Ministerio de Cultura (junto con la colaboración de las comunidades autónomas) la Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico. Cabe preguntarse si no tendría más sentido que el Ministerio de Cultura tuviera un único proyecto de digitalización del patrimonio bibliográfico español, o al menos una plataforma que unificara las búsquedas bibliográficas de esas diversas bibliotecas digitales… (nacionales y autonómicas).

Otras preguntas más concretas sobre la Biblioteca Digital Hispánica son:

– ¿Qué criterios está siguiendo la Biblioteca Digital Hispánica (BDH) para la digitalización de los fondos? En su fondo digitalizado predominan las imágenes (carteles, dibujos, mapas, etc.), que suman más de ocho mil entradas, frente a los libros (que no llegan al millar). En una reciente entrevista digital (28-01-08 ) en El País Milagros del Corral respondía de la siguiente manera a una pregunta sobre los contenidos de esta BDH.

[…] He observado, sin embargo, que los textos a los que se tiene acceso en la página web son de poco interés para el trabajo filológico (sobre todo, en Edad Media y Siglo de Oro). ¿Para cuándo se prevé tener listos los grandes textos de nuestra literatura? Un cordial saludo

Hola, Carmen Como ya he tenido oportunidad de comentar en los medios, las 10.000 obras que ahora ofrecemos en la red son un “aperitivo” de lo que será. La selección, forzosamente limitada, de nuestras obras maestras estuvo a cargo de especialistas de reconocido prestigio. Lo que pasa es que nuestras colecciones constituyen una fuente casi inagotable de líneas de investigación, incluyendo la científica, bastante abandonada en la BN hasta ahora, y tenemos que dar respuesta a todos. En los próximos 5 años esperamos poder ampliar la Biblioteca Digital Hispánica a 200.000 libros y espero que allí puedas encontrar más amplia respuesta a tu actividad investigadora.

– La clasificación de las colecciones que ofrece la BHD me resulta algo confusa. Entre las obras maestras incluye (Arte, Filología y Filosofía), y añade otras categorías como Filología e Historia. La lista cambia y tiene otras categorías según entremos en las colecciones por aquí (como browser) o por aquí.

– Actualizarse o morir: Una herramienta muy útil para los investigadores sería un boletín periódico en el que se diera noticia de las obras que se han añadido a la BDH, como el que sí tiene la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

– La interfaz que se utiliza para ver los textos digitalizados es DigiTools, y en mi opinión ocupa mucho espacio superior de la pantalla, ofrece algunas utilidades poco rentables (como la posibilidad de girar las páginas), y no permite, sin embargo, la descarga de la obra ya sea en un pdf, o en un zip (que recogiera todos los jpgs o tiff de la obra). De manera que si quisiéramos descargar la digitalización tendrímos que ir uno por uno descargando cada página como archivo tiff. Un verdadero atraso, cuando muchas bibliotecas digitales permiten esta opción.

– La entrada catalográfica de cada obra es bastante completa, pero sin embargo omite un dato fundamental: la signatura de la obra. Cabe suponer que todas pertenecen a la BNE, pero no estaría demás señalar ante qué ejemplar concreto nos encontramos.

Son tan solo algunas cuestiones para un proyecto de digitalización que aún está empezando, y que no deja de ser, pese a todo, muy necesario y útil para cualquier investigador.

EBAY y los libros robados

EBay y Todocoleccion son un verdadero escaparate de libros, documentos y manuscritos de dudoso origen. No es difícil encontrar los más diversos documentos notariales, manuscritos, libros antiguos y raros, incunables, postincunables, primeras ediciones antiguas y modernas, innumerables hojas sueltas y láminas, y un largo etcétera salpicado de interrogantes. ¿De dónde proceden muchos de esos libros? ¿Qué pasa si compramos un artículo robado de esta naturaleza?

En EEUU, eBay recompra esos artículos y los devuelve a las instituciones de las que fueron sustraídos.

 

eBay to buy back stolen historical items

by MICHAEL GORMLEY,

Associated Press Writer

Sat Feb 9, 1:08 PM ET

Documents dating from the Civil War and others to and from Theodore and
Franklin Roosevelt are among hundreds of stolen documents sold online that
eBay is agreeing to buy back and return to New York’s archives, a state
official said Saturday.
The online auction giant has no liability in the sale of the stolen
artifacts, but agreed voluntarily to offer buyers the amount that they paid,
according to the official who spoke on the condition of anonymity because
not all details of the investigation have been announced.
“We believe that when people realize they bought stolen artifacts they will
step forward and do the right thing,” the state official said. The official
said the buyers appear not to have known the documents were stolen and so
wouldn’t face criminal charges. Cuomo and eBay will contact the buyers, the
state official said.
In January, state Attorney General Andrew Cuomo’s investigation found that
about 200 documents had been stolen from the archives and sold in the past
two years. Checking through the buyer and seller comments in those eBay
sales revealed that 200 other documents had been sold since 2001, according
to the official.
The total cost of buying back the documents for which eBay has sales records
is estimated at $68,000. The offer by eBay means the state won’t have to
spend money to buy the records. If there is a conviction, a court could
order restitution.
Usher Lieberman, an eBay spokesman, did not immediately respond to messages seeking comment.
In January, Cuomo charged Daniel Lorello, 54, an archives and records
management specialist in the state Department of Education, with stealing
items from the archives.
Lorello, of Rensselaer near Albany, pleaded not guilty to charges of grand
larceny, criminal possession of stolen property and scheme to defraud and
was released awaiting trial. He faces up to 25 years in prison.
Among the items stolen were Davy Crockett Almanacs – popular 19th century
pamphlets about the frontier hero’s exploits – that sold for more than
$5,000; artifacts associated with the Revolutionary, Civil and Mexican wars,
black Americana and items related to both Roosevelts and to Jewish
Americans.
The state was alerted to the theft and sales by a history buff, Virginia
attorney Joseph Romito, who noticed the sale on eBay of a four-page letter
by former Vice President John Calhoun that he knew belonged to the New York
State Library and Archives. That letter was sold for $1,800.


Página personal en Academia.edu

En Twitter

Blogs y enlaces recomendados