Archive for the 'Biblioteca nacional de España' Category

Respuesta de la Biblioteca Digital Hispánica

Respuesta de la Biblioteca Digital Hispánica

Envié a varios correos de los responsables de la Biblioteca Digital Hispánica la pequeña evaluación que hice de la Biblioteca como usuario, y he obtenido un par de respuestas que reproduzco por su interés:

La primera respuesta dice:

1. Al ser dos herramientas recién instauradas, a nuestro pesar todavía no se ha enlazado el catálogo general con la BDH, pero estamos trabajando en esta y otras muchas mejoras.

2. La clasificación de obras maestras las hizo un grupo selecto de expertos en la materia.

3. Ya habíamos decidido crear el enlace de “Novedades”, pero al ser de reciente inauguración todavía no hemos creado este servicio de nuevas incorporaciones.

4. No es posible descargar todo el archivo de la obra a la vez, puesto que se decidió como política de la BNE que fuera de este modo, para su consulta en línea.

5. Tendremos en cuenta su propuesta de incluir la signatura entre los datos a mostrar.

Y la segunda:

1. Respecto a la posible vinculación entre catálogo bibliográfico de la BNE y BDH que Ud. plantea, ambas herramientas se interrelacionan a través de un gestor de vínculos y enlaces cuyo nombre comercial es SFX. Si busca la obra en el catálogo electrónico de la BNE o a la inversa, al hacer clic sobre el icono SFX se le abrirá una nueva ventana que le permitirá dirigirse bien a la obra digitalizada (siempre y cuando esta se encuentre digitalizada e incluida en la Biblioteca Digital Hispánica) bien de la obra digital a su descripción bibliográfica en el catálogo de la BNE. No obstante, de momento, somos conscientes de que se producen errores de concordancia entre los enlaces y por este motivo estamos trabajando en pulir los vínculos entre ambas aplicaciones.

2. En cuanto a la estructura de las colecciones, su clasificación se debe, principalmente, a la necesidad de generar amplias ramas del saber de las que podamos ir colgando nuevas hojas temáticas. Somos conscientes de que la organización inicial pueda causar perplejidad a priori, sin embargo según vayamos ampliando los contenidos, pronto se verá que el resultado global de las jerarquías adquiere la coherencia que todos esperamos.

3. Respecto a su petición relativa a un boletín de novedades digitales, la Dirección Técnica del proyecto ya ha previsto resaltar la inclusión de nuevas obras en el portal de acceso a la BDH. De igual manera que se ha establecido una sección de colecciones destacadas, se buscará la forma más óptima de incluir las obras y colecciones que se vayan añadiendo a la Biblioteca Digital. Próximamente informaremos de las obras que está previsto digitalizar e incorporar a lo largo de 2008, tanto en la Biblioteca como en la Hemeroteca digital

4. La interfaz está pensada para que los usuarios manipulen las obras en un entorno enteramente digital. No obstante, si bien es verdad que las obras en formato imagen (.tiff-jpeg-jpg2) tan sólo pueden imprimirse página a página por la causa que le indico. Los documentos que han sido incluidos en la herramienta en soporte PDF, generalmente por tratarse de documento escrito impreso, se pueden imprimir en su totalidad mediante un solo clic del icono impresión del visor del PDF.

5. Por último, le informo que próximamente se incorporará la mención de la signatura de cada obra incluso se podrá buscar y localizar las obras por la signatura.

En conclusión, tenemos que esperar un poco más para que la nueva Biblioteca Digital Hispánica coja vuelo. Lo que más me llama la atención de las respuestas es que la política de la BNE sea no permitir la descarga de todo el archivo de la obra. No entiendo por qué. O sea, la BNE permite la reproducción íntegra (fotocopia) de una obra de su fondo antiguo para fines de investigación, y no permite la descarga de la obra digitalizada en un solo archivo. Que los archivos estén en formato digital no impide que pueda descargarse la obra con todos ellos. Esto realmente es un despropósito y un sin sentido. Gallica, la biblioteca digital de la BNF sí lo permite. Y la BNE tendrá que aceptarlo finalmente.

Anuncios

Una pequeña evaluación de la Biblioteca Digital Hispánica

Hace un mes se inauguró la Biblioteca Digital Hispánica. Después de haberla explorado me surgen no pocas dudas, y algunas sugerencias para mejorarla.

Deduzco, aunque no lo he podido confirmar, que el proyecto de digitalización que ya estaba en marcha en el catálogo de la BNE ha sido reconvertido e integrado en la nueva Biblioteca Digital Hispánica. Digo que lo supongo, porque en realidad todo me resulta un tanto confuso. No entiendo, por ejemplo, por qué busco una obra en el catálogo electrónico de la BNE (ej.: Las obras de Boscán y algunas de Garcilaso, 1543), y no hay ningún enlace que me lleve a la obra digitalizada disponible en la Biblioteca Digital Hispánica, ni tampoco un enlace en la BDH que conduzca a la BNE. Es decir, parece que el proyecto digital está separado del catálogo electrónico.

Al igual que este proyecto de la Biblioteca Digital Hispánica a través de la BNE, también pertenece al Ministerio de Cultura (junto con la colaboración de las comunidades autónomas) la Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico. Cabe preguntarse si no tendría más sentido que el Ministerio de Cultura tuviera un único proyecto de digitalización del patrimonio bibliográfico español, o al menos una plataforma que unificara las búsquedas bibliográficas de esas diversas bibliotecas digitales… (nacionales y autonómicas).

Otras preguntas más concretas sobre la Biblioteca Digital Hispánica son:

– ¿Qué criterios está siguiendo la Biblioteca Digital Hispánica (BDH) para la digitalización de los fondos? En su fondo digitalizado predominan las imágenes (carteles, dibujos, mapas, etc.), que suman más de ocho mil entradas, frente a los libros (que no llegan al millar). En una reciente entrevista digital (28-01-08 ) en El País Milagros del Corral respondía de la siguiente manera a una pregunta sobre los contenidos de esta BDH.

[…] He observado, sin embargo, que los textos a los que se tiene acceso en la página web son de poco interés para el trabajo filológico (sobre todo, en Edad Media y Siglo de Oro). ¿Para cuándo se prevé tener listos los grandes textos de nuestra literatura? Un cordial saludo

Hola, Carmen Como ya he tenido oportunidad de comentar en los medios, las 10.000 obras que ahora ofrecemos en la red son un “aperitivo” de lo que será. La selección, forzosamente limitada, de nuestras obras maestras estuvo a cargo de especialistas de reconocido prestigio. Lo que pasa es que nuestras colecciones constituyen una fuente casi inagotable de líneas de investigación, incluyendo la científica, bastante abandonada en la BN hasta ahora, y tenemos que dar respuesta a todos. En los próximos 5 años esperamos poder ampliar la Biblioteca Digital Hispánica a 200.000 libros y espero que allí puedas encontrar más amplia respuesta a tu actividad investigadora.

– La clasificación de las colecciones que ofrece la BHD me resulta algo confusa. Entre las obras maestras incluye (Arte, Filología y Filosofía), y añade otras categorías como Filología e Historia. La lista cambia y tiene otras categorías según entremos en las colecciones por aquí (como browser) o por aquí.

– Actualizarse o morir: Una herramienta muy útil para los investigadores sería un boletín periódico en el que se diera noticia de las obras que se han añadido a la BDH, como el que sí tiene la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

– La interfaz que se utiliza para ver los textos digitalizados es DigiTools, y en mi opinión ocupa mucho espacio superior de la pantalla, ofrece algunas utilidades poco rentables (como la posibilidad de girar las páginas), y no permite, sin embargo, la descarga de la obra ya sea en un pdf, o en un zip (que recogiera todos los jpgs o tiff de la obra). De manera que si quisiéramos descargar la digitalización tendrímos que ir uno por uno descargando cada página como archivo tiff. Un verdadero atraso, cuando muchas bibliotecas digitales permiten esta opción.

– La entrada catalográfica de cada obra es bastante completa, pero sin embargo omite un dato fundamental: la signatura de la obra. Cabe suponer que todas pertenecen a la BNE, pero no estaría demás señalar ante qué ejemplar concreto nos encontramos.

Son tan solo algunas cuestiones para un proyecto de digitalización que aún está empezando, y que no deja de ser, pese a todo, muy necesario y útil para cualquier investigador.


Página personal en Academia.edu

En Twitter

Blogs y enlaces recomendados