Archivo para 9 enero 2013

Tesoros que guardan tesoros

La encuadernación siempre ha sido la carta de presentación del libro antiguo, el uniforme que habla por si solo y que permite intuir por su naturaleza, material, color, tacto u olor qué esconde entre las cubiertas. Con frecuencia, en los siglos XVI y XVII, los libros se encuadernaban según el poder adquisitivo de su comprador. Iba el lector a la librería (y/o imprenta), compraba tal o cual mamotreto y luego pedía que se lo encuadernaran con pergamino flexible, con pergamino a la romana, o con piel sobre tablas con gofrado… No hay libro humilde que no pueda vestir las más hermosas galas, de la misma forma que no hay tesoro que no pueda haber quedado arinconado, mútilo de portada y de preliminares, reencuadernado tres veces para ir borrando las marcas que dejó su antiguo poseedor en los cantos… aunque se trate de la misma Biblia.

Tienen las encuadernaciones, además, un atractivo especial para los curiosos, porque con frecuencia se reutilizaron restos de papel viejo para formarlas. Y de esta guisa es posible encontrar pergaminos reforzados con hojas de otros libros, en otras lenguas, o con manuscritos, a veces cartas personales o tratados religiosos en latín… hasta es posible encontrar tiras de pergamino con miniaturas medievales que alguien juzgó que merecían el castigo de servir de apoyo para el nervio del lomo interno de un libro.

Así, por ejemplo, para la encuadernación del conocido Lazarillo de Barcarrota se utilizaron hojas de pergamino de algún libro de coro, cortadas justo allí donde se hacía una oración a todos los santos:

Imagen

ImagenEl Lazarillo de Barcarrota está digitalizado en http://www.biex.es/

Todavía es posible leer algunas palabras y comprobar que allí estuvieron un día bien iluminadas y cantadas estas estrofas latinas:

Quam felix illa ciuitas
in qua iugis solemnitas;
et quam iocunda curia que
prorsus cure nescia.

Nec languor hic nec senium,
nec fraus nec terror hostium;
sed una uox letancium,
et unus ardor cordium.

 A finales del mes pasado, la Biblioteca de la Universidad de Sevilla inauguró la exposición digital “Tesoros que guardan tesoros: la encuadernación en el Fondo Antiguo de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla”, realizada por las becarias del Fondo Antiguo del año 2012 bajo la coordinación de Eduardo Peñalver Gómez.

La exposición ejemplifica con volúmenes del Fondo Antiguo de la Universidad la amplia y compleja tipología del mundo de las encuadernaciones, clasificadas por el material empleado: piel, tela, cartón y papel, o técnicas mixtas. El resultado es una trabajo muy completo y útil para todo aquel que se quiera iniciar en el mundo de la encuadernación o para quien simplemente necesita recordar o repasar nombres y técnicas. Es una exposición digital, con lo que la imaginación tendrá que suplir la falta de olores, volúmenes y tactos diversos.

Imagen

Anuncios

La biblioteca del poeta Alfonso Canales Pérez-Bryan

En la cotidiana y amena lectura del BOJA hallé recientemente una inesperada noticia bibliográfica de interés. En la “Orden de 11 de diciembre de 2012” del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía se “declara Bien de Interés Bibliográfico Andaluz la Biblioteca y el Archivo literarios del poeta don Alfonso Canales Pérez-Bryan, en Málaga”.

Alfonso Canales

Alfonso Canales  ©Rafael Marchante

El poeta malagueño Alfonso Canales (1923-2010) fue reconocido por el Premio Nacional de Poesía en 1965 por su libro Aminadab y el Premio de la Crítica en 1965 por Réquiem Andaluz, y los anales literarios vienen a destacar su participación en la revista Papel Azul, junto con José Antonio Muñoz Rojas.

En abril del año 2012, y a instancias de los herederos, se inicio el procedimiento para declarar su legado biblográfico como Bien de Interés Bibliográfico Andaluz, lo que finalmente se aprobó el pasado 11 de diciembre de 2012. Esta declaración implica que legalmente la biblioteca y el archivo bibliográfico del poeta Alfonso Canales “no podrán ser disgregados por causa alguna” y su tutela pasa a ser de la Dirección General de Industrias Creativas y del Libro (dependiente de la Consejería de Cultura y Deportes de la Junta de Andalucía).

La biblioteca está formada por 24.118 volúmenes y el archivo por 15.635 documentos. De la descripción de su contenido que hace el BOJA destaca especialmente la correspondencia mantenida por el poeta con importantes y reconocidos escritores de la segunda mitad del s. XX, como Gerardo Diego, Julio Caro Baroja, José Antonio Muñoz Rojas, Vicente Aleixandre, Camilo José Cela, Dámaso Alonso y Jorge Guillén, entre otros; así como la colección de obras de poesía en primeras ediciones y con dedicatorias autógrafas. También parece de interés el fondo antiguo “que contiene numerosos ejemplares de gran calidad y/o rareza bibliográfica, impresos desde 1482 hasta 1830”. La descripción que se hace del fondo es la siguiente:

La Biblioteca de don Alfonso Canales es un gran ejemplo de biblioteca humanística, por lo que tanto la distribución temática como la cuidada selección de obras y autores concuerdan totalmente con ese concepto. Dada la formación de su titular y sus inclinaciones intelectuales que, comenzando por las lenguas y culturas de la antigüedad clásica, iban desde un amplio conocimiento de la poesía española, con especial énfasis en la del siglo XX, hasta un extraordinario interés por el mundo de la mineralogía, la cristalografía y las ciencias en general, pasando por el estudio de la espiritualidad de todas las grandes tradiciones religiosas como el islam, el judaísmo y también las orientales como el budismo, hinduismo, taoísmo, etc., además de la literatura y filosofía universales, la biblioteca es de extraordinaria riqueza y se caracteriza por su impecable estética unida a los más selectivos criterios en cuanto a autores y obras y a la más cuidada organización por materias. Está formada por libros la mayoría impresos y unos pocos manuscritos que suman un total de 24.118 volúmenes en los que se recoge buena parte de la memoria de nuestras letras con especial dedicación a las del siglo XX.

Por el número de obras que la componen podemos destacar varios grupos temáticos:

1.º Poesía y, dentro de este grupo, poesía española contemporánea: colección de obras publicadas en el siglo XX por poetas españoles, muchos de los cuales son primeras ediciones y contienen dedicatorias autógrafas del autor.

2.º Alquimia, hermetismo, demonología y ciencias ocultas: colección de más de 1.300 volúmenes sobre la tradición esotérica occidental.

3.º Grandes religiones, en especial islamismo, pero también cristianismo, judaísmo, budismo e hinduismo.

4.º Málaga: cerca de 900 volúmenes sobre historia, arte y literatura además de una colección de folletos y separatas sobre asuntos malagueños.

El Archivo de don Alfonso Canales es un conjunto documental de excepción, por su tamaño y por el interés de sus contenidos, fundamentalmente poéticos y literarios. Está completo y en perfectas condiciones, ordenado y dispuesto para su estudio. De excepcional e importantes contenidos, y cuyas series, además de testimoniar la trayectoria biográfica e intelectual del propio Alfonso Canales, completan o suplen la información disponible en otros archivos públicos y privados sobre toda una época de la poesía y la literatura española. Se compone de 18.000 folios que constituyen 15.635 documentos. Por su contenido podemos destacar las siguientes series documentales:

1.º Epistolario: aproximadamente 5.800 documentos que recogen la correspondencia del poeta desde 1946 a 2010, ordenado cronológicamente y en muy buen estado de conservación. El grueso de la colección lo componen las cartas recibidas, manuscritas o mecanografiadas, aunque siempre con la firma autógrafa. Son muchos los autores con los que Alfonso Canales mantuvo correspondencia, todos ellos personalidades de la literatura y la cultura española, entre los que podemos señalar Gerardo Diego, Julio Caro Baroja, Manuel Alcántara, José Antonio Muñoz Rojas, José Luis Estrada, etcétera, siendo Vicente Aleixandre, Camilo José Cela, Dámaso Alonso y Jorge Guillén con los que mantuvo una correspondencia más abundante. El epistolario constituye la parte más valiosa del archivo, como reflejo de la vida literaria y cultural española de la época.

2.º Obra propia: aproximadamente 500 documentos, con un número estimado de 3.000 folios, que contienen en su mayoría copia de artículos de Alfonso Canales para diversos medios, conferencias del autor sobre poesía, discursos, presentaciones de libros, además de copias de poemas y originales de la obra del poeta, algunos manuscritos y la mayor parte mecanografiados.

3.º Archivo de prensa: sobre folios en blanco archivados en 52 carpetas se recogen los recortes de prensa y revistas tanto de artículos escritos por Alfonso Canales, como de artículos, reseñas y noticias sobre él, su obra o sus actividades, ordenados por orden cronológico abarcando el periodo 1968-2010.

4.º Documentación relativa a la Sala de Arte de la Caja de Ahorros y Préstamos de Antequera que Alfonso Canales dirigió, y que recoge correspondencia con los pintores sobre la organización de sus exposiciones, además de folletos, catálogos y presentaciones de exposiciones celebradas.

Nos encontramos por tanto ante un bien cultural de indudable interés para Andalucía pues en él se conserva buena parte de la memoria de nuestras letras del siglo pasado. Tanto la Biblioteca como el Archivo del poeta don Alfonso Canales Pérez-Bryan, aunque independientes entre ellos y formando cada cual en sí una unidad, no deben disgregarse ya que perderían su valor intelectual, científico e investigador, aun cuando para su estudio e investigación puedan considerarse como bienes diferenciados. Los bienes que integran la Biblioteca y el Archivo literarios están constituidos por los elementos que constan en el inventario obrante en el expediente.

Fuente: “Orden de 11 de diciembre de 2012” del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.


Página personal en Academia.edu

En Twitter

  • Dice Publilio Siro que nadie llega a la cumbre acompañado del miedo (Nemo timendo adsummum pervenit locum) 1 day ago
  • RT @BarrocoInfinito: «Amor constante más allá de la muerte». Francisco Gómez de Quevedo Villegas y Santibáñez Cevallos (Madrid, 14 de sept… 4 days ago

Blogs y enlaces recomendados